domingo, 2 de noviembre de 2008

Kulto al plato


Desde que lei una reseña a cerca de este local en un dominical hace unas semanas me senti tentada a conocerlo cuanto antes y aprovechando que cuando quedamos con amigos casi siempre me dicen que elija Yo el restaurante sugeri ir a conocerlo. Aceptaron encantados y este sabado ultimo quedamos alli para cenar.
Kulto al plato, definido como "alta gastronomia en zapatillas", pertenece a los mismos jovenes empresarios que abrieron en San Sebastina el prestigioso "A fuego Negro".
Desde finales de junio, que fue cuando abrieron en Madrid, a espaldas del corte Ingles de Princesa, su objetivo es crear versiones madrileñas del pincho donostiarra en un ambiente moderno y desenfadado.
El local esta dividido en dos plantas, La barra, al fondo de la primera de ellas , está presidida por una enorme pizarra que informa detalladamente de la oferta de pinchos, postres, vinos , etc.
La parte culinaria es apta para todo tipo de paladares; busca dar la vuelta al pincho donostiarra, convirtiéndolo en alta cocina vasca en miniatura. Pequeñas tapas servidas sin pan, siempre emplatadas, con no más de tres ingredientes y una presentación espectacular. Clara apuesta por la calidad del producto y precios ajustados para un servicio eficaz, atento y dedicado.
Probamos el menú degustación, que es la única opción en las mesas. Constaba de 6 Pintxos y 2 postres. Todo estaba muy rico.
Por ponerle alguna pega diria que el ambiente era algo ruidoso.

Jugo de fresas con queso de cabra y menta
Bolitas de Txangurro, guacamole y helado de regaliz.
Ensalada de espinacas con queso feta
Tempura de verduras con alioli de patata y ketchup casero
Bacalao confitado sobre crema de coliflor

"Makcobe" with txips (mini hamburguesa de kobe con patatas moradas)

Y de postre:
Yema de caserio con leche de oveja y caramelo de azafran

Meloso de chocolate con kikos y pistachos con helado de mandarina

Licor frances con sabor a chocolate

4 comentarios:

cosas de helena dijo...

Pues en las fotos no parecen tan pequeños, y la pinta desde luego es extraordinaria.

Norma dijo...

vaya que maravilla de platos nos has presentado todos me dejan fasinada con razon el culto al plato con tantas delicias seria imposible.
besitos

FERNANDO dijo...

Kulto al Plato o Kulto al Timo

Fue una agradable sorpresa para mi mujer y para mí, enterarnos de que los responsables de "A Fuego Negro", bar de pintxos situado en el barrio viejo de San Sebastián, habían abierto un local en la calle Serrano Jover de Madrid, llamado "Kulto al Plato".

En cuanto tuvimos ocasión llamamos para reservar mesa (también se podía ir a la barra sin reservar, pero preferíamos comer un poco más tranquilos), y acudimos al sitio con una amiga.

Una vez en la mesa, la camarera nos informó de que había la opción de un menú de degustación por 30 euros, y otro algo superior por 40 euros, que fue el que elegimos. En realidad no había carta que especificase en qué consistían dichos menús, sino que la camarera nos explicó de viva voz, que eran una selección de los pintxos y platos de la carta. El de "superdegustación", que fue como se refirió al de 40 euros, consitía en 11 platos, incluido postre, pero sin bebida, ni café.

Respecto a la comida, para los que no conozcáis A Fuego Negro, se basa en una serie de pintxos o pequeños platos bastante elaborados, y con un fuerte toque de originalidad. Hubo algunos que nos gustaron mucho (el risoto, el tigretón, el pintxo de atún o la mini-hamburguesa), y otros no tanto (el txangurro con regaliz, o el queso de oveja con manzana verde y remolacha). En cuanto a las cantidades, un poco escasas, pero en fin...

El caso es que a medida que avanzábamos por el menú, empezamos a echar una cuenta mental de lo que costaba cada pintxo, y de lo que suponía el menú completo, y las cuentas no nos salían... aparentemente era más caro el menú, cuando es bien sabido que un menú de degustación suele ser justamente más económico que pedir los platos por separado.¿¿?? No lo entendíamos, pero pensábamos que quizá las cantidades serían más grandes que pidiendo por separado (algo dificil, porque como os digo eran bastante "escasitos").

Al final de la comida, se lo preguntamos abiertamente a la camarera, y su respuesta nos dejó "a cuadros": en primer lugar confirmó que las cantidades eran exactamente las mismas que pidiendo por separado, pero lo mejor, es que afirmó que "nunca se habían parado a sumar lo que llevaba el menú". Cuando lo hicimos todos, camarera incluida, comprobamos con desagradable sorpresa que estábamos pagando 40 euros, por pintxos que sólo sumaban 34. Eso suponía que nos estaban "clavando" 6 euros por persona, pagando la novatada de haber elegido el menú degustación.

Esta gente de Kulto al Plato no sé si han conseguido reinventar la cocina Vasca, pero desde luego sí que han reinventado el concepto de menú degustación: comes la misma cantidad que por separado, con menos flexibilidad, pero pagas más!!! Genial!!

Lejos de intentar darnos una explicación seria, o de ofrecer invitarnos a la bebida, nos cobraron religiosamente el impuesto revolucionario de 18 euros (éramos tres personas), por lo que pagamos 134 euros (con la bebida), y salimos del local con un poco de hambre, y un mucho de mal humor.

En fin, sólo quiero que esto que me ha pasado a mí, no os suceda a más gente, de modo que os recomiendo invertir vuestro dinero en otros restaurantes con mejor relación calidad-precio, o si optáis por ir a Kulto al Timo, no pidáis bajo ningún concepto el menú de degustación.

FERENFADADO@GMAIL.COM

ANGEL dijo...

No recomendable. Un verdadero timo. Tapas insípidas y de una escasez asombrosa, tapa de pulpo con un trocito de pata sólo y gelatina. risoto: una cucharada de arroz insípida. Picoteo: siete u ocho laminitas de atún a un precio de 18 euros. Postres que hay que mirar ...con lupa. Hamburguesa de dos centímetros de diámetro. Da vergüenza como pueden timar así a la gente. El camarero, com mucha labia, te incita a pedir de todo para ..que no te quedes con hambre...pero te quedas. Cuatro personas 90 euros salimos sin cenar y cabreados. Penoso...durará poco.

La razon de este blog es poder compartir con mis amigas las recetas de cocina que yo suelo preparar.
Espero asi poder contagiar a quien las lea mi pasion por la cocina.